Archivo de la etiqueta: gestión del cambio

Hacia la ruta del bienestar con miGPSVital

¿Dónde estoy? ¿Cómo me siento? ¿Hacia dónde voy? ¿Qué quiero y puedo hacer? Este período convulsionado donde se habla de crisis, de la prima de riesgo, del aumento del IVA, del fin del trabajo, del fin de la pareja, del fin de la familia es el momento ideal para hacer un balance sobre los pilares más importantes de nuestra vida. Debemos ponernos en acción para afrontar los cambios y otras veces debemos provocarlos. Algunos buscarán el cambio en el trabajo, otros en su pareja, otros querrán ser padres y madres, otros buscarán huir de la rutina, otros quizá quieran cuidarse más y hacer más deporte.

Más allá de los que asumen el coraje de cambiar, la mayoría de los seres humanos somos rutinarios. Nos gusta la estabilidad y el equilibrio. Tener un trabajo fijo, una pareja estable, unos amigos a los que recurrir, un hogar al que regresar. Sin embargo, las novedades  o la tentación de introducir cambios siempre están ahí. Para quien sea audaz y quiera cambiar algo que le incomoda puede iniciar un proceso de coaching o una terapia psicológica. Los más exigentes pueden agregar la lectura de libros como “El principito”,  “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”,  best-seller del recientemente desaparecido Stephen R. Covey, que ha dejado un vacío en el mundo del management y el desarrollo personal. Otros menos adeptos a la lectura pero muy proclives a la mejora personal, pueden visualizar, planear y ejecutar el cambio que quieren, accediendo a una herramienta única en España y en el mundo.  Se trata de miGPSVital, una aplicación para el crecimiento personal y profesional desarrollada por el ingeniero y coach español, Pedro Amador, autor del libro “Autocoaching” y un estudioso de la felicidad. La visión de Amador es conseguir ayudar a las personas a saber lo que quieren en su vida, y a marcarse cambios que les permitan conseguir sus sueños, para así ser más felices. Para los que trabajamos en coaching, resulta muy útil complementar los procesos de coaching de nuestros clientes con esta aplicación. Allí tienen la posibilidad de hacer la rueda de vida, evaluarse en los distintos aspectos de su vida(amor, ocio, hogar, salud, crecimiento personal, dinero, trabajo, familia y amigos). Una vez que visualizan cómo circula su rueda de vida, ahí uno se plantea cómo quiere vivir, sus prioridades, qué quiere cambiar y su plan de acción para el futuro. Para los que tengan dudas, puedes ver aquí un vídeo que explica su funcionamiento en apenas unos minutos.

La primera vez que tuve conocimiento de esta herramienta fue leyendo en una revista femenina una publicidad de la crema Nivea , que  la ofreció a sus clientes durante un tiempo. Tan sólo había que acceder a una web y hacer los pasos para el cambio y la mejora personal. Ahora los coaches y personas interesadas en mejorar pueden acceder a ella clicando aquí.

Sin duda, miGPSVital puede revolucionar el mundo del coaching como en su momento “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva” revolucionó el mundo del management y hoy es una referencia para muchos consultores y coaches que trabajamos en empresas. Pienso que un buen libro de management debe ser muy espiritual así como creo que un proceso de coaching efectivo debe incluir la toma de conciencia, la reflexión y la humildad para potenciar el aprendizaje y conectarnos con nuestros valores. Por lo demás, si somos nosotros los que provocamos los cambios con nuestros comportamientos o decisiones, acceder con un simple clic a la posibilidad de ilustrar lo que queremos, puede ser una acción que cambie nuestra vida positivamente. Claro que además de realizar los pasos que nos indica esta herramienta, luego debemos trabajar y ejecutar las acciones. Antes, en la época de nuestros abuelos, la gente se sentía mal, incómoda, desarrollaba depresiones, ansiedades y salvo los valientes que se atrevían a consultar con un psiquiatra o un psicólogo, nada podían hacer para cambiar su horizonte de posibilidades. Hoy las nuevas tecnologías nos permiten acceder a una herramienta pionera en el campo del desarrollo personal. Accediendo a ella, hago uso de mi libertad de elegir la vida que quiero. Nuestra actitud ante las circunstancias y ante la vida crea nuestra verdadera libertad. Somos libres para elegir cómo queremos sentirnos y qué ritmo queremos darnos y somos libres para ser proactivos y escoger el mejor camino para nosotros. También somos libres para vencer nuestros fantasmas y nuestros miedos.

Mi consultora Single Coach es una de las empresas de coaching que ya está utilizando miGPSVital para sus clientes y tenemos nuestra propia página que la puedes ver aquí.

Y los perezosos que no hayan clicado el link de las líneas anteriores, aquí tienen el video explicativo:

Cambio, reconstrucción y volviendo a creer

Pensaba en esa frase de Jean Paul Sartre, esa que dice algo así como que el infierno son los otros, una metáfora de la poca importancia que tenemos que darle a la opinión de los demás en nuestra vida. Muchas veces, los demás intervienen como consejeros en nuestra vida porque les hemos dado el espacio para ello.

Con la gente de nuestra confianza, solemos compartir información que consideramos privada. Cuando las cosas en nuestra vida no suelen salir como esperábamos, los conservadores de nuestra privacidad suelen aconsejar y vaticinar el futuro.  Eso crea miedos, inseguridades y barreras en personas que están atravesando un momento vulnerable. Por eso, ya sea a un cliente de coaching o de psicología como a una persona de mi confianza, siempre trato de separar aquello que me dice de lo que yo digo o hago. Porque así como al cliente no puedo aconsejarle ni decirle qué camino debe tomar, me parece muy atrevido aconsejar a un amigo sobre su futuro, como si tuviera el poder de anticipar los acontecimientos. Sería apresurado de mi parte y estaría sugestionando a alguien antes de tiempo. El famoso “no lo veo”, “tienes que abandonar esa idea porque no saldrá bien”, “la gente no cambia” son sólo creencias que dinamitan el camino. Porque la gente ve más de lo que quiere ver, puede más de que cree y cambia siempre y cuando una situación le incomode. Si no creyera en el cambio, no trabajaría de psicóloga ni de coach. De hecho, en unos días estaré en Madrid impartiendo un seminario de Gestión del cambio, que viene siendo uno de los temas más apasionantes en el mundo de las relaciones personales y empresariales.

Relacionado al cambio, recuerdo que hace unos años, cuando trabajaba de periodista en el diario La República de Uruguay, me encontré con un compañero, que apoyaba causas feministas y solía estar muy pendiente de todos los avances de la mujer en diversos ámbitos. Un día, curiosa ante esta versión uruguaya de John Lennon, le pregunté a qué se debía esa solidaridad con nuestras causas y él me confesó que se debía a un cambio. Él había sido muy machista recalcitrante, un celoso patológico, que no había dejado ni a sol ni a sombra a su ex mujer y un negador de sus cualidades. Un día, ella lo dejó,  lo que lo devastó emocionalmente y para recuperarla, él pensó que el mejor camino era cambiar. Además de escribirle grafitis románticos en algunos muros, este señor comenzó a ponerse en el lugar de su ex mujer. Casi sin darse cuenta, comprenderla a ella le hizo comprender la situación de otras mujeres, que son madres, trabajan, sacan a sus hijos adelante y progresan personal y profesionalmente.

 

Para poder generar ese cambio, debemos mirarnos adentro y arrojar luz a nuestro interior. Para cambiar, no podemos quedarnos aferrados al pasado ni a nuestros errores. Más bien, debemos darle un amplio vistazo a esos hechos pasados que hicimos mal y transformarlos en aprendizajes.  Para cambiar, debemos creer que es posible renacer, volver  a la pureza que teníamos cuando nacimos y eramos bebés indefensos. Para cambiar, debemos reconstruir esas partes que dejamos olvidadas: recobrar la paciencia, la paz, la calma, el amor. Para cambiar, debemos atrevernos a volver a creer en nosotros y en los otros. Aunque esa creencia en los otros, poco tiene que ver con el seguimiento de  las creencias y opiniones de los demás. La ignorancia de seguir a otros es tan nefasta como el ánimo  cerrado, que no comparte, juzga y se compara. El sol brilla desde lejos, no necesita decir “soy el sol que brilla”. Brilla naturalmente como cada uno de nosotros puede brillar con luz propia, sin necesidad de luces de neón. Porque así como no existe un desierto sin un manantial escondido, tampoco existe un corazón sin amor.

Y para rematar, el video de un hombre que supo evolucionar y cambiar, John Lennon y su bella canción “Watching The Wheels”.

© Leticia Brando, 2012. Toda reproducción está permitida siempre que se cite el texto original.