Archivo de la etiqueta: paro

Pensando estratégicamente

Cada día que pasa, somos conscientes de las dificultades de la comunicación que subyacen en las relaciones laborales y personales. Muchas de estas distorsiones vienen provocadas por una utilización poco efectiva de la mente. Nacemos con una mente racional y una mente emocional pero nadie nos asegura la eficacia personal si nos dejamos dominar por alguna de ellas.

Quizá por mi interés en la excelencia comunicativa, Single Coach realizará tres acciones que vinculan la comunicación y el pensamiento positivo. Por un lado, el viernes 15 y el sábado 16 de octubre, realizaremos el seminario “Gestión del tiempo y control del estrés” en ESEI International Business School. No conformes con esto de impartir técnicas para gestionar nuestro estrés y nuestro tiempo, los martes y jueves,del 19 de oct al 9 de noviembre de 2010 haremos el seminario “Comunicación con PNL y hablar en público con eficacia” porque no se habla igual a lo que se escribe y para comunicar bien, antes debemos confiar en nosotros y en el mundo que nos rodea. Por otro lado, los lunes y miércoles, del 18 al 10 de noviembre, realizaremos el seminario “Pensar bien, actuar mejor: Técnicas de coaching y meditación para una vida sin estrés”. Finalmente el 20 de noviembre, con el seminario “Diseña la vida que quieres con técnicas de coaching y meditación“, queremos que aprendas descubrir tus valores y que diseñes la vida que quieres más allá de la crisis, el paro o la violencia ciudadana.

Mario es empresario y suele gritar para hacerse entender a su equipo. Clara es secretaria y se siente agobiada porque acepta diariamente una gran cantidad de tareas que trascienden su horario estipulado. Pere es abogado y tiene pánico a hablar en público cada vez que debe presentar un caso ante un tribunal. Roser es fiscal pero le sudan las manos cuando se cruza con un profesor de la Universidad. Luis es comercial y reconoce que cuando un cliente no le contesta sus llamadas, suele reaccionar impulsivamente. Ni el predominio de la amigdala(núcleo de neuronas que procesan y almacenan nuestras reacciones emocionales) ni el reino del neocórtex(zona racional de nuestro cerebro) nos pueden dar la felicidad. En la escuela, nos han enseñado Matemáticas, Lengua, Historia, Geografía pero en la escuela se han olvidado a enseñarnos a pensar y a responder asertivamente ante las demandas del medio. Una persona asertiva domina el arte de poner límites y evita las manipulaciones propias o ajenas. Una persona insegura suele dejarse influir y en tiempos de crisis, adopta el miedo como un compañero de viaje.

En realidad, los pensamientos, las palabras, las acciones y la gestión del tiempo son las claves para una existencia relajada. Estudiar una carrera, iniciar una empresa, organizar un viaje, planificar una familia han comenzado con un pensamiento. “Quiero ser médico”, “quiero vender mi producto en China”, “Me iré a recorrer África porque quiero y puedo”, “Quiero a esta persona para construir mi familia”. Todos han sido pensamientos racionales que nos hacen tomar decisiones emocionales. En cada opción meditada que tomamos, estamos dándole valor y emoción a nuestra vida. Dependiendo de nuestra perspectiva, tendremos alegría, felicidad, miedo, sorpresa, vergüenza. En realidad, gestionar las emociones de forma positiva y creativa es nuestro desafío en este siglo XXI.

Pensamientos que nos conectan con nuestro poder

¿Cómo podemos pensar estratégicamente y conectarnos con nuestro poder en tiempos de crisis y de contratos temporales? En los últimos meses, España se presenta como uno de los países que más sufre la crisis económica mundial. Hace unos años, Jeremy Rifkin escribió un libro casi profético llamado “El fin del trabajo. Nuevas tecnologías contra puestos de trabajo: el nacimiento de una nueva era”. Recuerdo que lo tuve que leer como estudiante de psicología y me había alarmado en ese momento pensar que esa realidad podía ser posible aunque ya estaba sucediendo en Estados Unidos. La tesis principal de Rifkin se centra en las consecuencias de la tercera revolución industrial en la generación de empleo. Según el economista, las nuevas tecnologías de la información y la comunicación han provocado la sustitución de hombres y mujeres por máquinas.

Una vez que el mundo parece adecuarse a esta revolución, nos encontramos entonces cerca del año 2010, con ejecutivos, directivos, profesionales, secretarias, obreros, administrativos que se ven fuera del mercado laboral. Entonces la profecía de Rifkin suena más cercana que nunca. Ciertamente, los únicos puestos de trabajo que parecen crearse son los cercanos a las nuevas tecnologías: se buscan responsables 2.0, programadores informáticos, diseñadores con conocimientos de todos los lenguajes de la ingeniería de sistemas. Los analfabetos informáticos no tienen cabida en este nuevo mundo hasta que alguien diga lo contrario. En eso están los que luchan y crean: creando un nuevo discurso que vaya más allá de los mensajes apocalípticos.

Crece la tasa de paro, cierran empresas, los políticos siguen discutiendo y el gobierno adopta medidas de emergencia que cambian sobre la marcha. ¿Alguien ha propuesto alguna medida para crear empleo y evitar la precariedad y la economía sumergida? ¿Alguien piensa en los emprendedores a los que los bancos han cerrado el grifo? Los expertos en la gestión del cambio y del talento siguen buscando soluciones en este mundo dinámico y contradictorio. Desde nuestra consultora, ha salido una nueva línea de trabajo que consiste en reorientar profesionalmente a directivos que hoy se encuentran en paro y que se encuentran extraños en un mercado, que poco los comprende. Esta es una nueva línea de trabajo que puede reforzar los valores y mejorar las creencias de personas que sienten que ya no pueden continuar en esta nueva configuración.

Poco a poco, sobreviene la conciencia que este paradigma económico debe redibujarse para dar cabida a los nuevos desplazados. Pero antes de esperar que el paradigma cambie, debemos anticiparnos al cambio y renovar nuestro modelo.

Reforzando valores como la flexibilidad, la disciplina, la voluntad, la visión estratégica nos permitirán caminar hacia donde queremos ir. Cuando más oscuridad veamos en el camino, más responsabilidad y firmeza debemos adoptar para encontrar la luz. Recordar los momentos difíciles que atravesamos en nuestra vida y evocar las soluciones que aplicamos para salir del trance, nos conectará nuevamente con nuestro potencial.

Últimamente salen una gran cantidad de coaches o facilitadores que predican una noción omnipotente del ser humano. Por supuesto que si tengo pensamientos positivos, me conectaré más con mis posibilidades. Pero tampoco ayuda la autosugestión superficial. La estrategia mental más eficaz tiene una parte mágica pero también real. Básicamente, deberíamos poder enumerar qué necesito para tener éxito en este mundo, qué valores debo reunir, qué creencias debo mejorar, qué objetivos debo diseñar para llegar a ese plan de reinserción en el mercado laboral. Principalmente, debo ser audaz y no temer las tinieblas porque aun en los túneles más profundos siempre hay una salida al sol.

(**)Jeremy Rifkin: El fin del trabajo. Nuevas tecnologías contra puestos de trabajo: el nacimiento de una nueva era. Barcelona: Paidós, 1996.
©Leticia Brando, 2010
Puedes leerlo también en sección Novedades de Single Coach

Cómo reducir costes en las pymes sin descuidar la calidad

En la actualidad, los directivos se enfrentan a una gran cantidad de cambios y tendencias sin precedentes. Las exigencias de ser globales, de crecer gastando el menor capital posible, de responder a las crisis y oportunidades de la economía, de crear una fuerza laboral polivalente y sobre todo, se enfrentan a la necesidad de reducir costes.


Cuando se piensa en la reducción de costes en las empresas, la mirada suele estar puesta en la posible reducción de puestos de trabajo. Lo cierto que para la viabilidad de una empresa, la buena gestión de recursos es clave para la continuidad del negocio. En empresas pequeñas y medianas, la reducción cuantitativa es tan evidente como la cualitativa. Porque tras los números, hay personas, familias y proyectos vitales que repercuten en la memoria de la empresa.

Muchas pequeñas empresas familiares, no siempre incluyen en su presupuesto la inclusión de un estudio exhaustivo sobre la reducción de los costes. Esto hace que cuando el presupuesto es superior a las ganancias, la disminución del gasto se hace de forma informal y se programan cambios precipitados como el pasaje de una sociedad tripartita a una sociedad de dos socios, o bien o el despido de una parte del personal, o bien la reestructuración o la eliminación de ciertos proveedores. A veces, estas acciones provocan una irremediable disminución de la calidad. Porque no todas las empresas están dispuestas a pasar por un proceso de auditoría, un informe diagnosis, un plan de objetivos y de acciones, la implementación del plan y el seguimiento de su ejecución. Muchas pymes quieren reducir costes y lo más fácil suele ser subcontratar becarios y prescindir del talento de un puesto senior. Varios puestos de becarios reducen costes pero no aseguran calidad ni la buena gestión para lidiar con los obstáculos que surgen en toda empresa, ya sea microempresa, familiar, mediana o pequeña. No es lo mismo contratar un informático con experiencia en diversos lenguajes de programación que dos becarios que están terminando cursos de ingeniería.

Otras empresas asumen sus problemas de gestión del equipo humano, reconocen estar pasando por una situación conflictiva y recurren a expertos en procesos de auditoría, selección y formación. La acción de nuestra consultora Single Coach en formación a trabajadores y ejecutivos en temas de Liderazgo, Coaching, Inteligencia Emocional y Gestión del tiempo y el estrés suele surgir tras la acción de expertos como por ejemplo, el Gabinete Martínez Comín, especialistas en estudios de clima organizativo, planes de fidelización, polivalencia y outplacement. Este último proceso, que implica la reorientación de un ejecutivo tras ser despedido por una reestructura de su empresa, es vital en el actual mundo empresarial, tan dinámico e inestable. Se debe reorientar positivamente a los ejecutivos que se desvinculan para redefinir su horizonte profesional. Ya hace unos años, en los cursos de management que dirigía Peter Drucker en Estados Unidos, una de las cosas que más llamaba la atención era la creciente presencia de personas con un promedio de 40-45 años que no soñaban con permanecer toda la vida en su empresa actual. La movilidad y las posibilidades de cambio son las grandes constantes del mundo de hoy.

Por eso, cuando se plantea un plan de reducción de costes, se debe actuar sobre los aspectos clave de la compañía: la plantilla, costes de estructura, organización, consumibles, servicios externos. De esta forma se detectarán los puntos fuertes y débiles de la empresa, y así se verán las áreas a mejorar y se detectarán los gastos que se pueden evitar, que pueden significar la eliminación de un coche de empresa, o la modificación de viajes a Madrid-Barcelona por medio del AVE sin necesidad de recurrir al puente aéreo, o establecer menos noches de hotel en viajes de negocios.

En conclusión, la reducción de los gastos de una empresa no implica necesariamente hacer un recorte de personal, sino se trata de estudiar minuciosamente la estructura organizativa e implementar un sistema que nos permita quitar los gastos superfluos, reducir el tiempo de ocio de las máquinas o de la oficina, mejorar los equipos informáticos, fomentar la flexibilidad laboral. Algunos de estos aspectos pueden repercutir al comienzo en el salario pero más adelante pueden acarrear una mejor calidad de vida y una manera de conciliar vida personal con laboral.

Puedes leer el artículo en la sección Novedades de Single Coach

(**) Este artículo se publicó en la revista Top Franquicias del mes de mayo de 2008

Los valores para superar la crisis

La idea de esta conferencia surge un poco provocada por la situación que estamos viviendo. Una situación donde al mismo tiempo que se nos habla de éxito, perfección, esfuerzo, inmediatez, también se nos habla de crisis, paro, fin del trabajo. Algunas de las palabras que describen los tiempos que corren. En los tiempos actuales, hay muchas exigencias de crecimiento y conquista permanente y eso hace que algunos colapsen cuando no logran alcanzar los objetivos ansiados.

Pero más que nunca, ante la crisis financiera y global, de la que todo el mundo habla, se hace necesario que hagamos uso de nuestra inteligencia emocional y de valores como el respeto, la disciplina, la bondad, la paz y la paciencia para enfrentar los obstáculos que se avecinan.

Desde Single Coach, estoy muy acostumbrada a trabajar como coach y formadora con líderes, empresarios, trabajadores que suelen hacerme planteamientos en relación a su trabajo, su implicación en el mismo, sus expectativas, pero en esta conferencia amplié un poco el abanico para ir más allá de la crisis en el terreno laboral. Si pensamos que como seres humanos, lo único constante es el cambio, podremos con facilidad asumir de un modo más efectivo las turbulencias que vengan con la crisis.

Por todo esto, en este encuentro no pretendí actuar de gurú ni prometí rituales o explicaciones complicadas, porque todos somos alumnos o profesores los unos de los otros. Como dice Ken O’ Donnell, a medida que vamos aprendiendo, pasamos a enseñar mediante el propio ejemplo.

Por otro lado, el tema de valores es un tema apasionante para mí porque es de mi interés desde que egresé de la Universidad como psicóloga, cuando era muy joven ya trascendía mi formación psicoanalítica, sistémica para trabajar los valores con niños, maestras y directores de instituciones educativas. Más tarde, me interesó el tema de Valores en las organizaciones y es así que escribí un curso específico sobre eso. Afortunadamente, algunas empresas que fomentan los valores en sus trabajadores, han comenzado a trabajar con ese programa, en el cual la gran vedette es el Curso de Confianza en las organizaciones.

Sólo nuestra flexibilidad, nuestra capacidad para adaptarnos a lo nuevo y el modo que nos relacionamos con nosotros mismos y con los demás, nos permitirán salir airosos de las crisis.

Aquí el comienzo de la conferencia que realicé el 8 de junio de 2010 en CINC, Barcelona:

Amando la trama tendida por Drexler o el día que el Auditori se transformó en el cielo

Concierto de Jorge Drexler: 10 de junio de 2010. Auditori
La intención era presentar su último disco “Amar la trama” pero reforzando su peculiaridad, el cantautor terminó evocando viejos éxitos y volviendo a conectar visceralmente con su audiencia.

Al igual que Jorge Drexler, vengo de un país con nombre de río, donde la gente dice buenos días y nunca se olvida de decir gracias. Un país con sólo 3 millones de habitantes, con una Universidad pública, gratuita y obligatoria, con una salud privada incluida en la nómina y con un cielo que mezcla la grisura con el celeste intenso. Quizá por culpa del cielo, a veces estamos animados y otros días, solemos estar nostálgicos de nuestras glorias pasadas. Un país donde los hombres cortejan y las mujeres deciden. Un país donde la gente prefiere dar y recibir antes que usar y tirar. Un país donde la familia es más importante que el individuo. Un país donde se aplican los valores y no te preguntan cuánto vales. Un país donde la melancolía de sus habitantes contrasta con el egocentrismo argentino y el optimismo brasileño. Ellos son nuestros vecinos mayores que a veces nos quieren y otras veces nos desprecian, tratándonos como la metrópoli trata a las aldeas pequeñas, con cierta indiferencia salvo cuando tienen que venir a playas como Punta del Este y Cabo Polonio o buscan el glamour de Colonia de Sacramento y ahí se acuerdan que existimos. Y así va creciendo el uruguayo, al lado de dos hermanos grandes, creyendo que se debe ser buena gente pero que nunca uno es lo suficientemente grande para decirlo. Pero Drexler es enorme y tanto o más que muchos artistas argentinos, brasileños, españoles, catalanes, franceses, cubanos. El hijo de un forastero y de una estrella del alba, casi como el gran Caetano sigue susurrando canciones que hablan de la vida y el amor. Canta y acaricia su guitarra y salen murmullos de poesía y logra que el ánimo adusto de los catalanes se vuelva cálido y demostrativo. En realidad, hay algo de filosófico y existencial en sus letras cotidianas, con juegos de palabras a lo Julio Cortázar. Por otro lado, este pasajero, que confiesa estar aquí de paso, también es generoso y permite el lucimiento de sus músicos y será porque sabe de la fuerza del instante, apoyado en esa potente banda, el artista logra momentos memorables. Así vemos en un momento a sus saxofonistas y trompetista tocando sus instrumentos desde uno de los palcos del Auditori, o se da el lujo de presentar a sus virtuosos músicos con el mismo respeto que lo hace Keith Jarrett o Chick Corea, por orden de lucimiento y demostrando que el todo es mucho más que las partes. En realidad, el sonido de Drexler ahora viene más limpio y despojado, menos electrónico, vuelve su guitarra a brillar, no sólo cuando hace una versión memorable de “Guitarra y vos” sino en la mayoría de los temas. Salvo en Disneylandia, donde aparece la voz en off de su hijo Pablo, el resto de los temas muestra muchos toques de jazz y mucho ensayo en el estudio. Tan gigantes como el cantautor, su banda crea sonidos atmosféricos y son parte esencial de la felicidad que nos deja y la sensación de vacío que tenemos los apasionados de su música cuando se baja el telón. La banda que lo acompaña está integrada por Borja Barrueta(batería), Sebastián Merlín, Matías Cella(bajo, guitarras acústicas), Roc Albero(trompeta), Santiago Cañada, Carlos Campón y Fabrizio Scarafile(saxo tenor).

No puedo dejar de comentar la fuerza y el arte de su telonera, la Shica(que él define como una de las sorpresas de la noche, y nos pregunta al público, “la vieron, es impresionante”). Justamente con la Shica que terminé a los abrazos al final del concierto de Drexler porque se quedó conmovida cuando elogié su brillante actuación. Qué decirles, esta chica es una mezcla entre bailaora, rebelde de la copla, chica de café concert y virtuosa cantante. La Shica canta y se te eriza la piel. Su versión de la Bien Paga fue mágica. Baila y te vienen ganas de coger los tacones de salón y salir a taconear por las aceras. Es garra, pasión, energía celestial y gracia terrenal. Y entonces tenía que venir Jorge luego y debía superar a esa telonera gigante. Pero claro que cuando ya estás en el Olimpo, no cuesta tanto dar lugar a otros grandes. No existe la mezquindad ni el ego y el artista se vuelve generoso.

Por un momento, Drexler logra hechizar a su auditorio y parece que ha tirado polvos mágicos que te hacen gritar “Gigante”, “Enorme”, “Cásate conmigo”, “Qué afortunada es Leonor”, “Cada día estás mejor”. Y entonces aparece la susodicha. Leonor Watling, actriz y cantante de Marlango y también pareja del cantautor y madre de su segundo hijo, Luca. Un rato antes, su pequeño hijo se escapó de las manos de mamá o la niñera y apareció desde la puerta de salida de los músicos riendo y dando honor a su nombre. Discretamente los que lo vimos(solamente los que estábamos sentados en la platea lateral izquierda), observamos la risa y cara de travesura del pequeño ser. Pronto algún adulto quitó de nuestra vista a la criatura que inspiró la tierna canción “Noctiluca”, perteneciente al último disco “Amar la trama”. Además de expresar el poder de las noctilucas o luciérnagas de mar como señales de su segunda paternidad, escribió la milonga “Toque de queda” para la voz grave de su Leonor. La chica más envidiada del Auditori aparece entonces delgadísima, enfundada en unos pantalones negros y camiseta y comparten dúo. El artista reconoce cierta emoción por compartir música y amor al mismo tiempo. Entonces ya hacía rato que Drexler nos tenía hechizados porque siempre conmueve alguien que habla con la inteligencia del corazón, ya estamos presos en sus redes, hombres y mujeres le gritamos que no tenemos prisa y que esto no puede tener un final. Los catalanes ya están prácticamente derretidos. Ni que hablar de los que somos de Sudamérica. Las comparaciones son odiosas pero a esta altura, el público se vuelve un todo casi perfecto. Nos transformamos en su séquito y sólo queremos sentir su música, meditar sus letras y escuchar sus anécdotas. Ya sé que sueno como groupie ciega de amor por el artista de mis sueños pero me acompañó alguien de un país frío que jamás había escuchado a Drexler y se quedó cautivado por su charme, su conexión con el público y principalmente porque canta y conecta con el público desde el corazón.
Y casi el final con un candombe junto a La Candombera, con Leonor Watling que reaparece y se pone a tocar la marimba con el resto de músicos y Drexler con la cara de agradecido y extasiado y seguramente él que sabe que siempre das lo que recibes y luego recibes lo que das, regresará transformado en estos días a Madrid mientras nosotros seguiremos tarareando sus canciones por unos días y creeremos que tiene algo de encantador esto de ir y venir, seguir y guiar, dar y tener, entrar y salir de fase y todo finalmente para amar la trama, más que el desenlace.

© Leticia Brando, 2010

Afrontando los cambios

Hace un tiempo, participé en una mesa redonda sobre el cambio en el programa “Hola Barcelona” de BTV. En ese programa, tuve mi propio espacio de coaching en 2008 y 2009, que fue una grata experiencia que pasé con la excelente periodista Olga Valencia.   El programa llegaba a su fin en abril de 2009 tras 4 años y era un buen momento para reflexionar sobre la crisis y el cambio. En realidad, cada día de nuestra vida estamos cambiando.

Desde que nacemos, vamos a la escuela, decidimos estudiar idiomas o comenzar natación, ballet, gimnasia, tenis. Todas son opciones que nos implican apelar a nuestra flexibilidad. En la actualidad, la rigidez nos quita juventud y nos oxida. Debemos lustrar nuestra mente adaptándonos a lo única constante: la evolución. Esto implica aprender cada día. Nacer, crecer, casarse, tener hijos, formar una familia o decidirse dedicar la vida a los demás, todo implica movimiento y una transformación. Ya lo dice Jorge Drexler en “Todo se transforma”: “Cada uno da lo que recibe/y luego recibe lo que da,/nada es más simple,/no hay otra norma:/nada se pierde,/todo se transforma”.

Podéis ver el vídeo del programa aquí, que me acompañaban la escritora Eva Bach, especialista en Asertividad y el filólogo Alfonso Levy.

Hablando sobre crisis

Leticia Brando habla sobre la crisis, 15/10/2008 from Leticia Brando on Vimeo.

Cómo afrontar la crisis

Mira programas de TV y conferencias de Leticia Brando